HOMEOPATÍA

«En el estado sano de la persona, el poder vital como de índole espiritual (autocrático) actúa en forma ilimitada. Como Dynamis anima al cuerpo material (organismo) y mantiene sus partes, en sensaciones y funciones, en una admirable y armoniosa corriente vital.

De este modo, nuestro juicioso espíritu puede utilizar libremente este instrumento vivo y sano para los propósitos más elevados de nuestra existencia.» (Samuel Hahnemann, Órganon de la medicina 6ta edición, parágrafo 9).

La homeopatía se originó en la actual Alemania, de la mano del Dr. Samuel Hahnemann. Es una medicina que al igual que la medicina hegemónica, alopática o tradicional apunta a tratar las enfermedades del hombre. la diferencia con esta, es que la homeopatía busca la integración de las esferas psíquica y física del organismo para dirigir el estudio y el tratamiento del paciente. Para la homeopatía además de los síntomas típicos de cada patología, existen otros síntomas a los que comúnmente no se les presta atención, pero que hablan de lo individual de cada persona. Busca de esta forma la manera individual que tiene cada organismo de enfermarse, y mediante esta búsqueda integrada, apunta a la curación con remedios en bajas dosis.

Los principios en los cuales está apoyada son la ley de similitud, la dosis infinitesimal y el remedio único.

La ley de similitud se refiere a que, a diferencia de la medicina alopática o tradicional, la homeopatía no apunta a suprimir las enfermedades o sus causas con sus medicamentos, sino sostiene que hay que estimular al organismo para que este mismo se desembarace de todos los disturbios de salud. Un remedio puede curar un síntoma determinado, porque es capaz de causar el mismo síntoma en una persona sana.

La dosis infinitesimal es la mínima cantidad de medicamento posible, que pueda restablecer la salud del enfermo, de manera suave, rápida y duradera. Se busca esto para evitar agravaciones o trastornos por dosis elevadas, las cuales son obstáculos para la curación.

Y el remedio único es aquel remedio que sintetiza la dinámica mórbida del enfermo, aquel que resume no solo los síntomas físicos, sino aquel que coincide en la forma de ser, la sensibilidad, la irritabilidad, la forma de desenvolverse y funcionar que tiene un organismo. se llega al remedio único, mediante una extensa entrevista donde se recaba información no solo de la actualidad del paciente, sino de toda su vida; de todos los padecimientos físicos, psíquicos, emocionales, morales que el paciente ha sufrido, buscando en ellos un patrón individual de reacción y de padecimiento, para conocer de manera integral y completa al paciente, y llegar de esa forma a medicarlo con un remedio que apunte a restablecer no solo la salud física, sino también el equilibrio psíquico y emocional.

ACUPUNTURA

La acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china en la cual se utilizan agujas pequeñas para el tratamiento de las diversas enfermedades del ser humano.
Se basa en el diagnóstico y corrección de los disturbios que las diversas noxas externas causan en los meridianos que transportan la energía vital (CHI) por el organismo. Cuando estos están obstruidos, en déficit, o en exceso, provocan síntomas que se perciben y forman las denominadas enfermedades que se conocen en la clínica.

APITERAPIA

La apiterapia es la utilización de los productos de la colmena para la terapéutica de diversas enfermedades. El producto más utilizado (y es el que más utilizo yo) es la apitoxina, es decir, el veneno de la abeja.

Tiene diversas propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antitumorales, moduladoras de la inmunidad, etc. Dichas cualidades la hacen un excelente remedio para tratar sobre todo patologías osteoarticulares, vasculares, neurológicas, degenerativas. Fundamentalmente la utilizo en casos de artritis, artrosis, discopatías, osteoporosis, con gran éxito terapéutico, sustentado dicho tratamiento por el correspondiente remedio homeopático de fondo que apunta a restablecer el equilibrio total del organismo en sus funciones y sensaciones.

Otros productos de la colmena de interés son los propóleos, con gran capacidad antiséptica y antioxidante, el polen, la jalea real, el pan de abejas, y la cera.

Aunque la apiterapia incluye el uso y el consumo de productos de abejas, el término se asocia sólo con la terapia del veneno y no con el consumo de la miel o de otros productos de las abejas. La terapia del veneno de las abejas se utiliza como tratamiento para disolver los tejidos con cicatrices queloides.

El componente activo más abundante del veneno es la Metilina (50 por ciento del peso seco del veneno de abejas), la cual tiene acción antiinflamatoria. Sin embargo, el veneno de abeja es una mezcla compleja de varios péptidos y proteínas, algunos de los cuales tienen efectos neurotóxicos e inmunológicos.

No existe una práctica estandarizada para la administración del veneno de abeja. Algunos sustentan que la localización de la picada es importante, ya que para ellos el aguijón actúa como un tipo de acupuntura en combinación con los efectos del veneno; otros señalan que la localización no es importante. El número de picadas también varía ampliamente, desde unas cuantas hasta cientos y pueden ser administradas por abejas vivas o por inyecciones. Recientemente se ha logrado la extracción del veneno de abejas en el laboratorio, lo que vuelve más segura la aplicación mediante el control de la dosificación, del sitio de aplicación y con un menor riesgo de infecciones.

FITOMEDICINA

La fitomedicina es la utilización de productos del reino vegetal para el tratamiento de enfermedades. El principio de aplicación es el mismo que el de la medicina tradicional, con la diferencia de que estos productos al ser de origen natural no tienen los efectos adversos marcados que poseen las medicaciones artificiales de los laboratorios farmacológicos.

Es un complemento importante en tratamientos sobre todo locales, mientras el remedio homeopático va desplegando su efecto en el organismo.